DeFi

5 puntos clave para entender que son las DeFi

Las Finanzas Descentralizadas (DeFi) son un ecosistema de plataformas y aplicaciones financieras construido sobre la Blockchain. Este conjunto de plataformas desean crear un ecosistema financiero de código abierto, accesible a todo el mundo y sin ningún tipo de arbitraje por parte de las autoridades reguladoras.

La principal ventaja de las DeFi es su facilidad al acceso financiero. Especialmente para aquellas personas que se encuentran limitadas por el actual sistema bancario. Además, al ser plataformas vinculadas a la Blockchain poseen un potencial infinito para la creación de nuevos mercados, productos o servicios financieros innovadores.

El concepto de las DeFi puede ser difícil de entender. Sin embargo, hemos resumido a las DeFi en 5 puntos clave que permitirán una mayor comprensión de este nuevo ecosistema financiero. El cual apunta a ser el futuro de las finanzas mundiales.

1. Las DeFi no necesitan un arbitraje institucional para funcionar

En la actualidad, las finanzas tradicionales dependen en su totalidad de las instituciones bancarias y reguladoras. Las cuales ejecutan un arbitraje y control sobre los activos otorgados u operados por las personas.

Sin embargo, las Finanzas Descentralizadas (DeFi) no requieren de ningún tipo de arbitraje o control por parte de la banca. Las finanzas descentralizadas permiten a sus usuarios realizar inversiones, pedir préstamos o enviar dinero sin que exista alguien de por medio, simplemente es necesario el usuario y la plataforma. Actualmente, las DeFi se basan principalmente en 3 importantes elementos, las criptomonedas, la Blockchain y los contratos inteligentes.

En pocas palabras, las DeFi son como una «institución bancaria», la cual realiza múltiples operaciones electrónicas sin la existencia de una sucursal física. Y con la misma eficiencia y seguridad que podría ofrecer cualquier otra institución. Los sistemas descentralizados combinan la Blockchain con otras tecnologías en desarrollo, para así minimizar el número de intermediarios involucrados en las transacciones con criptomonedas.

2. Stablecoins

Las Stablecoins descentralizadas son el «puente» que existe entre las finanzas descentralizadas y las finanzas centralizadas, son criptomonedas ancladas al valor de una moneda fiduciaria. Por ejemplo «DAI» es una Stablecoin descentralizada. Debido a que su cotización está vinculada al valor del dólar estadounidense y por ello su valor no fluctúa a pesar de las variaciones del mercado.

El objetivo de las DeFi es posicionar a las Stablecoins como una forma de efectivo digital, sin ningún tipo de monitoreo ni regulación por parte de las autoridades financieras. Actualmente, las Stablecoins poseen un volumen diario de mercado de más de $48 millones de dólares y una capitalización total de $179.231 millones de dólares.

Gracias a sus características, las Stablecoins son la elección preferida por la comunidad de criptomonedas para resguardar sus inversiones y realizar operaciones dentro de las DeFi.

3. Préstamos descentralizados

El «otorgar y solicitar préstamos» es uno de los pilares fundamentales de las DeFi. En realidad actualmente, es uno de los papeles principales que juegan las DeFi con los activos digitales. Una de las dificultades de solicitar préstamos a los bancos tradicionales, son las altas tasas de interés, dificultades administrativas y grandes consecuencias legales ante la falta de pago de estos préstamos.

Sin embargo, las DeFi proporcionan una alternativa rápida y segura, para las personas interesadas en pedir préstamos en criptomonedas. El otorgamiento de préstamos por parte de las DeFi de forma abierta y descentralizada presenta diversas ventajas con respecto al sistema bancario tradicional.

Actualmente, la popular plataforma de finanzas descentralizadas «AAVE» es la DeFi más popular para el préstamo de activos digitales. «AAVE» está desarrollada sobre la Blockchain de Ethereum.

Las DeFi poseen una liquidez instantánea para el otorgamiento de préstamos en criptomonedas. Esto debido, a que los propios usuarios de las plataformas DeFi, son los que ofrecen sus activos digitales en forma de préstamo para generar cierta ganancia. Sin embargo, los interesados en solicitar un préstamo deben garantizar poseer una cantidad igual o superior al monto que desean solicitar prestado a la plataforma. Es decir, si una persona desea pedir prestado $100 dólares, debe poseer en la plataforma $120 dólares los cuales serán congelados como garantía de pago, para así evitar el fraude.

Dado que los préstamos están sustentados en la Blockchain, la transparencia del proceso queda respaldada y reduce los riesgos de contraparte. Esta capacidad de las DeFi de otorgar préstamos sin trabas institucionales, representa la capacidad que tienen las DeFi de expandir exponencialmente a los activos digitales en el mercado. Además, sumado a la ausencia de controles bancarios y de instituciones reguladoras, posicionaría a las DeFi como la mejor alternativa para los préstamos digitales.

4. Exchanges descentralizados

Los exchanges descentralizados (DEX) funcionan como «casas de cambio» para realizar operaciones de intercambio con criptomonedas y monedas fiduciarias. Los DEX realizan directamente operaciones entre las billeteras electrónicas de sus usuarios haciendo uso de los «contratos inteligentes».

Según un informe realizado por Chainalysis, el crecimiento de los DEX y brokers OTC tuvo un repunte significativo desde el año 2019 hasta finales del 2021, mientras que los exchanges centralizados vieron sus números caer ligeramente.

Crecimiento de las DeFi durante los años 2020-2021. Fuente: Chainalysis
Crecimiento de las DeFi durante los años 2020-2021. Fuente: Chainalysis

El principal beneficio de los exchanges descentralizados son las bajas tasas de transacción que estos poseen. Algo totalmente contrario con los exchanges centralizados cuyas tasas son muy superiores y fluctuantes, para los DEX las tasas de transacción están fijadas y no pueden variar. Además de ello, los exchanges descentralizados dan la seguridad de que ninguna institución reguladora puede tomar parte de los fondos de liquidez.

Actualmente, Uniswap es el DEX más popular del mercado de criptomonedas, posee un volumen diario de $142 millones de dólares, según datos de CoinMarketCap.

5. Los contratos inteligentes

El término «Smart Contracts» o contratos inteligentes, fue utilizado por primera vez por el ingeniero de sistemas, Nick Szabo, en el año 1997. Muchos años antes de que el Bitcoin y las criptomonedas formaran parte de la economía mundial. Nick Szabo deseaba crear un «libro de transacciones distribuidas globalmente con contratos inteligentes» para así dar validez mundial a cualquier contrato.

La mayoría de las aplicaciones DeFi implican o están relacionadas con los contratos inteligentes. Habitualmente un contrato es un acuerdo empleado para especificar las condiciones o características de un acuerdo entre dos o más partes.

Un contrato inteligente tiene el mismo objetivo, a diferencia de que sus términos o condiciones están escritas en un código de computadora, es decir son contratos digitales. De hecho, los contratos inteligentes son pequeños programas que se almacenan directamente en la Blockchain. Por este motivo, su vigencia es global y al estar almacenado en la Blockchain, toda la información del contrato es pública, por ello estos contratos no se pueden violar o tergiversar.

Los contratos inteligentes permiten una ejecución confiable, perfecta y totalmente automatizada de una cantidad de procesos que por lo general requieren una supervisión manual. Si una de las partes falla al acuerdo, el contrato se liquida beneficiando al afectado. Por el contrario, si el acuerdo se cumple y las condiciones son validadas el contrato automáticamente ejecuta lo acordado entre ambas partes.

Actualmente, las criptomonedas, DeFi y Blockchains están creciendo exponencialmente, por ese motivo las aplicaciones aún son infinitas. En estos momentos estamos presenciando un cambio en el paradigma financiero tradicional. En donde por medio de las DeFi se busca un mayor acceso y control por parte de los ciudadanos sobre sus activos. Dándole a la población general una mayor transparencia, seguridad y accesibilidad a las finanzas.

Isaac Daniel Suárez

Tecnólogo, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, apasionado por el Criptomundo, las tecnologías emergentes y todo lo relacionado con los mercados globales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X