Opinión

¿Es necesario el Metaverso para los consumidores?

Los grandes avances tecnológicos y toda la escena tech, tiene su base fundamental en la utilidad. Un producto puede ser increíblemente avanzado o novedoso, pero si la utilidad no es la adecuada, no habrá adopción masiva. ¿Es necesario el Metaverso para los consumidores? Todavía está por verse si a largo plazo existirá una utilidad real más allá del entretenimiento.

Hemos publicado una increíble cantidad de artículos con las últimas noticias y novedades del Metaverso. Aprendimos mucho acerca de cómo la industria pudo crecer y el valor que podrá representar en el corto y mediano plazo. ¿Pero este crecimiento será realmente sostenible? ¿Lo especializado de esta industria realmente se abrirá espacio en los patrones de consumo de los usuarios?

¿Realmente podría necesitar el usuario una plataforma social con características inmersivas? ¿Es suficientemente avanzada la tecnología ahora para permitir interactuar a miles de personas en el mismo escenario sin presentar problemas?

¿Es necesario el Metaverso?

Los conceptos básicos de Realidad Virtual y Aumentada son muy llamativos. Teóricamente hablando, son un punto de encuentro para toda la tecnología Web3. Por supuesto, esta percepción está influenciada por el increíble potencial económico que ha representado el Metaverso y todo a su alrededor. ¿El Metaverso es necesario para los consumidores? ¿Realmente sería necesario más allá del entretenimiento? Aunque por sí mismo la industria del entretenimiento es enorme, para calar en el consumo masivo necesitará algo más que eso.

Es necesario el Metaverso

Han existido innovaciones tecnológicas importantes que no fueron adoptadas de manera masiva por circunstancias generacionales o hechos específicos. Un ejemplo muy claro son las impresoras 3D. En 2010 parecían ser el inicio de una nueva era donde los usuarios podrían crear muchos de los objetos que consumían por sí mismos. Pero llegaron otro tipo de problemas, como el tener que renderizar las piezas en 3D y el costo de los materiales y los equipos. Hasta ahora, la adopción masiva de la impresión 3D no ha ocurrido y se convirtió en una tecnología experimental.

Otro ejemplo claro son las Google Glasses, un experimento realizado por una de las compañías tecnológicas más grandes que terminó por no salir al mercado de manera global. Básicamente por el mismo motivo que las impresoras 3D. Los usuarios realmente no las necesitaban.

Aunque pensemos que el Marketing puede inducir a las personas a la compra y cambiar sus intenciones, de manera masiva es muy difícil. Para que realmente un producto con un bien marketing sea recibido y adoptado de manera masiva, debe resolver un problema y presentar una «característica espectacular». Esto justificaría su adopción y la compra, aunque es muy probable que luego de unos cuantos avances tecnológicos termine por ser completamente obsoleto.

¿Qué le ofrece el Metaverso al consumidor?

Ahora abordemos algunas necesidades cubiertas por el Metaverso para responder a nuestra pregunta inicial. ¿Es necesario el Metaverso? Para los consumidores, lo útil de un producto no es suficiente. No existe una necesidad exclusiva que involucre únicamente al Metaverso. Aquello que llevó a empresas como Facebook a convertirse en Meta y emprender el largo camino parece haber sido la pandemia por Covid-19.

En un recuento más exhaustivo, el entretenimiento es uno de los grandes campos que presenta el Metaverso, desde conciertos, hasta deportes y videojuegos. Por supuesto, el entretenimiento es algo intrínseco en las sociedades modernas. Por lo que se convierte en la necesidad central, y por supuesto está subyugada a los avances tecnológicos que pueden masificarlo o terminar por asfixiar su adopción.

Otras funcionalidades mucho más específicas son en el área de salud y la educación, aunque por delante todavía existen barreras como la conectividad. Una de las más complicadas de superar por la necesidad de un tendido 5G casi global. Por otra parte, existe la dificultad del acceso a dispositivos especializados para el Metaverso. La inflación global y los elevados costes de estos dispositivos terminaron por retrasar la adopción incluso en la industria del entretenimiento.

Cada siglo y avance tecnológico ha creado nuevas maneras de entretenimiento para las generaciones. Por lo tanto, la manera en la que nos entreteníamos hace cincuenta años no es igual a cómo lo hacemos ahora. Esto ha ido fragmentando el mercado del entretenimiento y convirtiéndolo en un mercado específico. Cada persona tiene una manera particular de entretenerse.

El Metaverso no necesita emular el mundo real

El Metaverso puede todavía tomar muchas formas, no está definido y nadie regla su desarrollo. Es más bien una especie de lienzo en blanco en el que las compañías obran a su percepción y en gran parte, la del usuario. Solemos observar las nuevas tecnologías influenciadas por el desarrollo que tuvo la anterior, usualmente esperamos comportamientos similares.

Es necesario el Metaverso

Aunque suene complicado, el Metaverso podría terminar por desarrollarse de una manera mucho más creativa y menos similar al mundo que conocemos. El cómo luciremos y lo que haremos en él todavía está por verse.

Por lo que no será necesario imaginarnos en un mundo similar al nuestro necesariamente. En la última década de investigaciones psicológicas, se ha descubierto que los consumidores valoran más el acceso a productos y servicios que la posesión. Esto representa una gran brecha entre el mundo actual y el Metaverso. ¿Por qué los usuarios comprarían propiedades si podrían acceder a él de diferentes formas? En la era digital lo importante es utilizar el servicio o producto sin la necesidad estricta de poseerlo. El Internet y el almacenamiento se convirtieron en las reales billeteras de los usuarios, albergando todas sus propiedades digitales.

La privacidad como barrera de adopción

A diferencia de los primeros pasos en las redes sociales y la Web 2.0, los usuarios del Metaverso están más conscientes de su privacidad. Esto los convierte en menos propensos a publicar información sensible o que podría ser de utilidad a las empresas. Los patrones de consumo y la privacidad ahora están más protegidos por legislación que prohíbe su seguimiento estricto.

Plataformas como Twitter y Facebook gozaron del privilegio de ser pioneros. Recabaron durante casi una década información sin casi ninguna traba, llevaron a cabo negocios con ello e incluso desarrollaron alrededor de la información un negocio publicitario enorme. Esto termina por dilapidar esa posibilidad en las empresas que desarrollen el Metaverso.

En cambio, el Metaverso solo será necesario cuando aborde una necesidad real (creada o existente) y muy probablemente sea reemplazado en un periodo de tiempo por otras tecnologías. Aunque pudiera establecerse, el Metaverso que imaginamos o podemos vivir ahora será diferente al que veremos en tres décadas.

Recuerda que puedes seguir el canal de Telegram KEY ALERTS para estar informado sobre las últimas novedades de Bitcoin, Blockchain, Metaverso e inversiones. ¡La información es poder!

Leonardo Crespo

Estudiante de economía, entusiasta de la tecnología y las finanzas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X