Actualidad

La artista Jenny Holzer, lanzó un NFT en respuesta a la revocación del caso Roe vs. Wade

El pasado viernes, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, anuló oficialmente el caso «Roe contra Wade» o «Roe vs. Wade», conmocionando a quienes apoyan la decisión de las mujeres de tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo. Por ello, la artista estadounidense Jenny Holzer y la activista Gillian Branstetter, crearon un NFT para recaudar fondos para organizaciones que apoyan el aborto legal.

La reciente decisión pone fin al derecho del aborto legal a nivel federal en los Estados Unidos, permitiendo a cada Estado decidir de forma independiente, sí el aborto continúa o no, siendo legal. Como consecuencia de la sentencia, se pronostica que cerca de la mitad de los Estados, prohíban o limiten severamente el acceso al aborto.

La imagen empleada para la elaboración del NFT, es una captura de pantalla del programa del comentarista, Tucker Carlson, «Tucker Carlson Tonight». En la cual, se muestra al crítico conservador interrogando a un invitado, mientras se lee como título: «Tomar una decisión informada con respecto a tu propio cuerpo no debería ser controversial».

El NFT de titulado como «Body», fue subastado el sábado por un monto de 12,10 ETH, aproximadamente $13.904,47 dólares. Fuente: Foundation App
El NFT de titulado como «Body», fue subastado el sábado por un monto de 12,10 ETH, aproximadamente $13.904,47 dólares. Fuente: Foundation App

La captura de pantalla del popular tweet de la activista, Gillian Branstetter, se subastó como NFT en un esfuerzo por recaudar dinero para las organizaciones de salud reproductiva y educación sexual, Planned Parenthood, el Centro de Derechos Reproductivos y PAI.

«La autonomía corporal y la autodeterminación pueden ser tensas, pero la privacidad y la salud son los pilares del movimiento por los derechos reproductivos de las mujeres. La lucha por ellos, dio lugar al establecimiento de una protección más allá de la elección». Expresó Jenny Holzer en su cuenta de Instagram.

Los tokens no fungibles se han convertido en una excelente estrategia de recaudación

En una entrevista, la activista Gillian Branstetter, expresó que estaba «un poco desconcertada» de cómo un simple comentario en Twitter pudo convertirse «tan eficientemente» en una estrategia para recaudar fondos.

La artista Jenny Holzer, puso el NFT en subasta al mediodía del viernes, iniciando a un precio de 0.5 ETH, aproximadamente $600 dólares. Sin embargo, en menos de seis horas los usuarios impulsaron su precio a más de $13.000 dólares.

«No me pidan que explique cómo mi tweet se convirtió en miles de dólares destinados al derecho del aborto». Expresó Gillian Branstetter.

«Confesaré que tengo mucha ignorancia con respecto a los NFT, pero estoy emocionada de ayudar a recaudar fondos muy necesarios para el acceso al aborto». Agregó Branstetter.

Por otro lado, aún el comprador del NFT de Gillian Branstetter y Jenny Holzer, permanece en el anonimato. Sin embargo, diversas personas en Twitter localizaron una cuenta en la red social, que anteriormente se había atribuido la propiedad de la wallet.

Según los investigadores, la wallet es propiedad del usuario de Twitter @juanpadulanto, y está vinculada al grupo DeFi «PleasrDAO». Este grupo de tecnologías descentralizadas, se autodefine como un «colectivo de líderes de DeFi, primeros coleccionistas de NFT y artistas digitales que han construido una reputación formidable, pero benévola por adquirir piezas culturalmente significativas con un toque caritativo», según detalla su sitio web.

Podría avecinarse una disputa legal sobre el NFT de Branstetter y Holzer

A pesar de que el NFT ya se vendió, existe un vacío de propiedad con respecto al activo digital. El NFT fue creado por la artista Jenny Holzer a partir de una captura de pantalla de un tweet de Gillian Branstetter, pero la imagen es del comentarista Tucker Carlson en un programa que es propiedad de la cadena Fox.

«Tanto la cadena Fox, el comentarista Tucker Carlson y los creadores del NFT, podrían tener una disputa legal». Expresó Darren Heitner, un abogado de propiedad intelectual y activos digitales con sede el Florida.

«Yo me inclinaría probablemente por el lado de la cadena Fox. Esto debido, a que no se trata de un uso justo, ya que el NFT no es realmente algo original y definitivamente es de origen comercial». Dijo Heitner, en referencia a dos criterios legales que podrían prohibir su utilización y comercialización.

Por otro lado, Enrico Schaefer otro destacado abogado de criptoactivos, dijo que Holzer y Branstetter tenían un «fuerte reclamo de la propiedad del activo digital». 

Enrico Schaefer expresó: «La Primera Enmienda protegería el proyecto NFT, ya que fue claramente diseñado como un comentario en forma de crítica». Además, Schaefer agregó que: «el empleo caritativo de los fondos recaudados, también podría desdibujar la idea de que esto tenía un fin comercial».

Isaac Daniel Suárez

Tecnólogo, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, apasionado por el Criptomundo, las tecnologías emergentes y todo lo relacionado con los mercados globales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X