Metaverso

¿Cómo construir un Metaverso seguro para todos?

Resulta emocionante encontrarse en el inicio de una nueva tendencia. Las posibilidades que se muestran a causa del desarrollo inicial del Metaverso asombran a las compañías y usuarios. Con un potencial enorme también vendrán retos de la misma magnitud, como por ejemplo la supervisión y la seguridad de los usuarios. Debido a esta inquietud surge una pregunta: ¿Cómo construir un Metaverso seguro para todos?

Actualmente, los videojuegos han tomado ventaja con respecto al desarrollo en el Metaverso. Solamente el videojuego de mundo abierto Roblox tiene cerca de 55 millones de usuarios activos al día. Un 67% de los usuarios activos en Roblox es menor a los 16 años.

La evolución y crecimiento ha sucedido tan rápido que no existen códigos de comunidad claros para reglar el comportamiento de los usuarios, los cuales en su mayoría son niños. La exposición de niños a comportamientos abusivos y lenguaje explícito se ha incrementado. Todo esto en el marco de una crisis de salud mental adolescente. Situación que se agrava con comportamientos abusivos en comunidades virtuales.

El Metaverso seguro es alcanzable

Se pueden desarrollar reglas claras para evitar abusos en la comunidad. Un entorno seguro es el lugar propicio para que millones de niños puedan interactuar de manera segura. Es por ello que empresas como SuperAwesome desarrolla software que aplica estándares de privacidad y publicidad apta para niños.

Estudios realizados recientemente por la WPP Wunderman Thompson muestran que un 72% de los padres familiarizados con el Metaverso se preocupan por la privacidad de sus hijos y un 66% se preocupa por la seguridad de los mismos.

El desarrollo de estos ecosistemas es solo el comienzo. Es importante desarrollar un entorno seguro para todos. Se deben replantear los modelos comerciales y la forma en que se muestran los anuncios para respetar la privacidad de los usuarios.

Aunque el crecimiento del Metaverso sea acelerado, no podemos dejar de lado la existencia de una comunidad con un comportamiento positivo. ¿Cómo podemos motivar a las personas a representarse a sí mismos en entornos virtuales? ¿Cómo podrán estar seguras cuando lo hagan?

Representación del espacio personal entre avatares en Horizon Worlds.

El pasado 15 de marzo, la empresa Meta implementó medidas para la protección de los usuarios en Horizon Worlds y Venues, sus propias versiones del Metaverso. Dichas medidas limitan la cercanía entre los avatares de los usuarios, pero ¿será estas medidas suficientes para proteger la privacidad?

Anticipar los nuevos patrones de conducta es, en parte, solución a estos problemas. Las experiencias a las que se expondrán los usuarios en el Metaverso son nuevas, por lo tanto, los comportamientos también lo serán. Muchos de los comportamientos que actualmente vemos son preocupantes y algunos no deben permitirse, como el abuso verbal o el acoso.

Un Metaverso inclusivo

Hemos visto anteriormente como la participación diversa ha permitido el crecimiento de comunidades y entornos sanos. Todo esto es posible si las empresas convierten la positividad en parte de sus imperativos empresariales. Una comunidad inclusiva y con una voz diversa, se desarrollará ampliamente y de manera sana, evitando comportamientos abusivos.

La seguridad en el Metaverso no está limitada al usuario, también el entorno debe ser seguro para las empresas. Un entorno seguro garantizará las inversiones y la evolución de un ecosistema positivo.

Otro factor importante son las fuerzas del mercado. Gran parte del desarrollo del Metaverso dependerá de quienes inviertan en él y su capacidad para desarrollar la autocrítica y escrutinio correctivo.

Lo emocionante del Metaverso

El Metaverso permite llevar a cabo planteamientos ambiciosos. Ropa, objetos y calzados que las empresas podrán diseñar y lanzar al mercado como acostumbran actualmente. La diferencia de estas oportunidades comerciales es que no estarán atadas a una realidad y esquemas de distribución internacionales.

Un ejemplo de ello es la colección conmemorativa realizada por Under Armour y el jugador de baloncesto Stephen Curry. Dicha colaboración dio como resultado el primer «wearable» del Metaverso, una zapatilla coleccionable.

Existen solamente 2974 NFT de dicha zapatilla, este número corresponde al récord mundial del atleta. Plataformas como Decentraland, Sandbox, Gala Games y Rumble Kong League permiten a los jugadores utilizar los NFT en sus avatares. Los NFT se agotaron casi instantáneamente y se cumplió la meta de recaudación fijada por Under Armour de 1  millón de dólares para organizaciones benéficas.

Sin embargo, no existen normas claras en el Metaverso, no hay un marco de gobernanza que limite las acciones tomadas por las empresas y los usuarios. Este es uno de los mayores retos para un desarrollo sostenible del Metaverso.

Se deberán crear protocolos para lograr la transparencia comercial y un entorno adecuado. Un entorno seguro para usuarios y empresas garantizará el crecimiento económico del Metaverso.

Leonardo Crespo

Estudiante de economía, entusiasta de la tecnología y las finanzas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X