Noticias

Jaiden Stipp, un artista NFT que ya acumula más de $690.000, contó cómo entró al arte digital

El artista digital Jaiden Stipp habló sobre su participación en el mundo de los tokens no fungibles (NFT). Hizo referencia a la serie de procedimientos que tuvo que realizar para mostrar sus creaciones en plataformas de este sector.

Primeros pasos en el arte digital

En un comienzo, su visión respecto de este entorno no estaba bien «estructurada». La atracción que lo llevó a participar en este mercado está vinculada a un «sentimiento de curiosidad». De esta manera, el auge que tuvo el arte digital fue un punto de interés que atrajo al artista.

El comienzo del trayecto se basó en la implementación de herramientas de diseño con las que él practicaba diseñando sus creaciones. Para tal propósito, no contaba con software que le permitiera concretar sus ideas.

Ha declarado que, al no tener una visión clara sobre este mundo virtual, decidió investigar por su cuenta. Poco a poco fue encontrándose con entornos como los sistemas de carteras digitales, mediante los cuales se intercambian criptomonedas.

Pidió ayuda a sus familiares, quienes le regalaron una licencia de la suite de software Adobe, incluyendo Ilustrator, After Effects, y Premiere Pro. Empezó probando con varios diseños que lo impulsarían a crear material audiovisual que pondría en Internet.

Entrada al ámbito de ventas

Una vez que ya poseía las herramientas para desarrollar su concepto de arte NFT, Jaiden Stipp buscó plataformas donde publicaría su trabajo. Esto, en concordancia con su postura de optimismo frente a otros artistas que ya hacían vida en la red.

Habría tomado como referencia publicaciones de artistas hechas por medio de Instagram.

A finales de 2020, puso para mirada sobre la plataforma SuperRare, considerando la participación de los otros artistas. No dudó en postularse, y se mantuvo a la espera de alguna aceptación. Sin embargo, comentó que no tenía mucha seguridad de si iba a ser tomado en cuenta.

Para su sorpresa, el entorno de arte digital le envió una respuesta positiva al poco tiempo de hacer la solicitud de entrada. En cuanto a la consolidación del pago para la acuñación inicial ($80), procedió a mandar saldo de su cuenta en PayPal a su cartera digital, para ser transformado en ETH.

Entre las diferentes carteras que conectan con las blockchains, eligió a MetaMask, teniendo en mente su versatilidad como integración en los navegadores. Jaiden Stipp almacenó el dinero en una cuenta bancaria y después lo intercambió por Ethereum en un Exchange centralizado, siendo en este caso Coinbase.

«Hablé con mi madre y averiguamos cómo conseguir una cuenta de Coinbase y una cuenta de MetaMask para poder cargar Ethereum en la cartera», dijo Stipp.

El esfuerzo valió la pena

Al tener claro cómo podría publicar su contenido, inició el proceso de ventas/subastas de arte digital. Si bien no estimaba la llegada de grandes ganancias, la situación jugó a su favor. Comenzó a recibir ofertas constantes, que cada vez se hacían más «cuantiosas».

En la imagen, se muestra la primera pieza de arte tokenizada por Jaiden Stipp, a la cual denominó como "Forever Colored". Se vendió por el monto de $30.377.
En la imagen, se muestra la primera pieza de arte tokenizada por Jaiden Stipp, a la cual denominó como «Forever Colored». Se vendió por el monto de $30.377.

Algunas de sus creaciones fueron vendidas por alrededor de $70.000, mejorando así su posición en el mercado NFT. Hasta el momento, el «atractivo» de su portafolio le ha generado un capital de más de $694.790, según su perfil en CryptoArt.

Antonio Cairo

Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X