NFT

¿Qué son los NFT?

NFT son las siglas en inglés de token no fungible, son el tema del momento en el mundo digital y de los criptoactivos. De hecho, «Non-fungible» significa que no pueden ser reemplazados por otra cosa.

A diferencia de las criptomonedas, los NFT son activos digitales únicos, insustituibles, y no intercambiables. Lo que permite asignarle una representación física o digital.

Por ejemplo, puedes pensar en uno como una gran obra de arte, como la Gioconda de Da Vinci. Solo hay una y está en una galería de arte concreta. Si la quieres, solamente puedes comprar la original en el caso de que estuviera a la venta. También podrías hacerte con una copia, pero tendría otro valor, ya que no sería la original. Pues eso exactamente es lo que hace el NFT, pero de forma digital.

Según DappRadar, el volumen de ventas en este mercado durante el 2021 fue de $ 24,9 mil millones. Mientras que, en 2020, fue de tan solo $ 94,9 millones. Por lo tanto, la creciente popularidad del mercado de los NFT ha llamado la atención de los reguladores.

Curiosamente, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, recientemente advirtió que los NFT pueden presentar riesgos financieros importantes.

«La capacidad de transferir NFT a través de Internet sin preocuparse por la distancia geográfica y a través de las fronteras casi instantáneamente, hace que el arte digital sea susceptible de ser explotado por aquellos que buscan lavar ganancias ilícitas del delito».

¿Cómo funcionan los NFT?

Básicamente, los NFT funcionan a través de la tecnología Blockchain. Es la misma tecnología de las criptomonedas, que funcionan mediante una red de ordenadores descentralizada.

A los NFT, se les asigna una especie de certificado digital de autenticidad, una serie de metadatos que no se van a poder modificar. En estos metadatos se garantiza su autenticidad y también a su autor.

Además, se «acuña» a partir de objetos digitales que representan elementos tangibles e intangibles, que incluyen:

  • Arte
  • GIF
  • Videos y deportes destacados
  • Coleccionables
  • Avatares virtuales y máscaras de videojuegos
  • Música

Los tokens no fungibles superan las expectativas

De todos modos, aunque existen desde el 2014, los NFT están ganando popularidad ahora. Porque se están convirtiendo en una forma cada vez más popular de comprar y vender obras de arte digitales. 

En efecto, desde arte, música, deporte, hasta papel higiénico, estos activos digitales se venden como exóticos tulipanes holandeses del siglo XVII, algunos por millones de dólares.

  • El tuit de Jack Dorsey, vendido por casi $ 3 millones.
  • Un columnista de The New York Times, vendió un artículo por $ 560.000.
  • El famoso Nyan Cat en versión GIF fue tranzado en $ 600.000.
  • La cantante y artista canadiense Grimes subastó una colección de obras digitales en forma de NFT. Que creó en colaboración con su hermano Mac Boucher por un precio desorbitante de $ 5,8 millones.
  • El video «Charlie bit my finger», fue vendido como NFT por $ 650.000.
  • El fundador de la plataforma de criptomonedas TRON, Justin Sun, adquirió uno de los NFT por más de $ 500.000. «Acabo de gastar medio millón en una roca».
https://twitter.com/justinsuntron/status/1429346110405890048?s=20&t=Q12y_TJYuIFPu43yhA2n5w
  • La foto de la icónica niña que sonríe en primer plano mientras de fondo se quema una vivienda. Este meme «Disaster girl» se vendió por casi medio millón de dólares.
  • El rapero Eminem, compró NFT Bored Ape por casi $ 500.000.
  • Muchas compañías ya se han sumergido en los NFT. Visa, Nike, Zara, Adidas y Mastercard son algunas de ellas. Incluso, algunas ya han presentado colecciones virtuales de moda en el Metaverso, todo a través de NFT.

En resumen, un NFT puede ser una imagen, un gráfico, un vídeo, música o cualquier otro contenido de carácter digital sobre el que alguien quiera poseer. Hay oportunidades para todos los gustos y bolsillos.

El Metaverso y los NFT

Después de todo, por ser parte de una arquitectura digital, recientemente se está relacionando el fenómeno de los NFT con el desarrollo del Metaverso en sus distintos niveles.

Aunque todavía se encuentran en las primeras fases de desarrollo, los Metaversos presentan numerosas oportunidades sociales y financieras potenciales con el uso de los NFT y ofrecen nuevas formas de jugar, interactuar, reunirse, ganar y hacer transacciones. De hecho, Decentraland es un caso muy claro, ya que el terreno que se adquiere en dicho Metaverso es un NFT.

Todo esto podría ser posible con el Metaverso. Y la clave fundamental del Metaverso son los NFT. A medida que las grandes empresas de tecnología continúan tratando de capitalizar el entusiasmo en torno a este ecosistema en crecimiento, el Metaverso tendrá un papel considerable en este año.

Para finalizar, nadie sabe qué tan lejos llegará la fiebre de los NFT, pero hasta el momento ha calentado el mercado del arte y del coleccionismo.

Me despido con esta frase de Václav Havel: «Esperanza no es lo mismo que optimismo. No es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, independientemente de cómo resulte».

Jennys Leonett Figuera

Venezolana, profesora universitaria. Bitcoiner y seguidora de la tecnología Blockchain.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X