Metaverso

Un Metaverso dividido en capas

Los avances en dirección a la Web3 y una «web semántica» apuntan hacia una infraestructura que no está creada o desarrollada todavía. La evolución del Internet como lo conocemos hoy día, gira en torno a lo desconocido. Es por ello que Jon Radoff, empresario y diseñador de juegos estadounidense, considera la existencia de siete niveles en los que se debe desarrollar simultáneamente el Metaverso para ser viable.

El fundador y CEO de Beamable, empresa que permite el desarrollo de juegos en línea enfocados en Unity 3D comenta: «Las inversiones y las decisiones que se tomen ahora determinarán si este es el futuro que se manifiesta: uno que ofrece la mayor variedad de experiencias. Impulsado por creadores que se ganan la vida con ello, o uno definido por la próxima ola de guardianes y tomadores de rentas». En un artículo donde trata la cadena de valor del mercado del Metaverso.

La división del Metaverso

Estos niveles transitan por la experiencia del usuario hasta el hardware y software para llevar a cabo estas experiencias y hacer viable esta nueva industria. En una primera entrega, trataremos aquellas capas que relacionan de forma directa al usuario: La experiencia, el descubrimiento y la economía del creador.

Explicación de las siete capas del Metaverso por Jon Radoff.

Primera capa, la experiencia

Estas experiencias de cualquier tipo se transforman al no existir un espacio. Ya no existen fronteras y aquellos que deseen asistir a conciertos y verlo desde la primera fila, podrán hacerlo tranquilamente. Aquellos que en el pasado eran solamente consumidores de contenido, se convertirán en creadores y potenciadores del mismo, desarrollando propuestas más únicas e interactivas.

El Metaverso que nos rodeará en un futuro no se mostrará en 3D o 2D. Trata acerca de la desmaterialización del espacio físico y las fronteras humanas. Apuntando hacia la existencia de comunidades más interactivas alrededor del mundo. El Metaverso incluye todo lo que podamos imaginar, videojuegos como Roblox o Fortnite y asistentes virtuales como Alexa o Peloton para los deportistas.

Segunda capa, el descubrimiento

Un vasto e inexplorado ecosistema aguarda a ser colonizado. Empresas han visto oportunidades de incursionar allí y las han aprovechado, lo mismo han hecho y seguirán haciendo creadores de contenido independientes.

Este proceso de introducción a las nuevas experiencias consta de salidas. Conformada por anuncios y publicidad y notificaciones. Pero también consta de entradas de información como motores de búsqueda, tiendas de aplicaciones, contenido impulsado por la comunidad.

Evolucionaran las comunidades y se crearan estructuras sociales independientes e interconectadas. En algunas plataformas como Xbox o Battle.net ya existe una idea inicial. Puedes saber a qué se dedican tus contactos y la capacidad de poder unirte a su entorno y socializar con ellos.

Tercera capa, la economía del creador

El Metaverso no solamente se vuelve más inmersivo y social. También está creando una comunidad enorme de creadores de contenido que anteriormente no habrían tenido la motivación o la capacidad de convertirse en desarrolladores. Los primeros se convertirán en pioneros y como en todos los ámbitos, en autoridades de la creación y curación del contenido.

Sin embargo, la existencia de personas con un nivel de experiencia superior no es una limitante. Aquellos que se incorporaron rápidamente al Metaverso encontraron un gran obstáculo. No existe nada como esto, no tenían idea de cómo llevar a cabo un proyecto allí. Ni como se desarrollaría finalmente.

La ingeniería del software para el Metaverso está en desarrollo y existen empresas como Solid que ofrecen estos servicios. Ofrecen el servicio de un entorno interactivo para la creación de tu propio Metaverso. Con servicios similares, ya no será necesario estudiar lenguajes de programación y semántica durante años para crear contenido. Existirán bibliotecas enteras de información que facilitarán el ensamblaje de universos totalmente nuevos. Una especie de WordPress o Shopify.

Sin dejar de lado la capa de personalización única de cada creador de contenido. Esto les permitirá generar ingresos por sus creaciones o simplemente darse a conocer y ganar reconocimiento público por su contribución al Metaverso.

Leonardo Crespo

Estudiante de economía, entusiasta de la tecnología y las finanzas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X