Criptomonedas

Los mineros de Ethereum gastaron $15.000 millones de dólares en tarjetas gráficas (GPU)

Si bien los fabricantes de las tarjetas de procesamiento gráfico (GPU), se niegan a hablar sobre las ventas a los mineros de criptomonedas, los analistas de Bitpro Consulting estiman que los mineros de Ethereum compraron GPU por un valor de $15.000 millones de dólares durante el 2021.

Cuando los precios de Ethereum aumentaron fuertemente entre octubre y noviembre del 2020, millones de personas comenzaron a extraer Ethereum para ganar dinero fácil. Para ello, las personas emplearon tarjetas gráficas compradas al por menor, y sus compras coincidieron con la creciente demanda de los jugadores de videojuegos.

La demanda tanto de los usuarios de videojuegos como de los mineros superó la oferta, por lo que los precios se dispararon. Es por eso que los precios de venta promedio de las GPU, que ya eran altos a finales del 2020 debido al aumento de los videojuegos de PC durante la pandemia de Covid-19, aumentaron a niveles sin precedentes.

Al momento de redactar este post, la cotización de Ethereum se ubica en $1.117,66 dólares. Fuente: CoinMarketCap
Al momento de redactar este post, la cotización de Ethereum se ubica en $1.117,66 dólares. Fuente: CoinMarketCap

Sin embargo, Ethereum ha caído un 70% este año, por lo que es poco probable que alguien compre nuevas tarjetas gráficas para minar ETH. 

El análisis de Bitpro comenta la historia de Mike Lam, un ingeniero de Ontario de 38 años que ha estado minando Ethereum durante un año y ha ganado solo alrededor de $5.000 dólares, a pesar de que su inversión inicial de hardware fue de $30.000 dólares.

Las personas que compraron sus tarjetas gráficas hace algún tiempo, probablemente obtuvieron grandes ganancias con ellas cuando Ethereum estaba en su apogeo. Pero aquellos que comenzaron a minar a partir del año 2021, están muy lejos de recuperar su inversión. 

La Gran Fusión de Ethereum

Cabe destacar, que la minería de Bitcoins, que por lo general involucra equipos más especializados, se ha industrializado, trasladándose a los centros de datos y desplazando la participación de los usuarios comunes. Sin embargo, la minería de Ethereum se basa en el tipo de tarjetas gráficas que se encuentran dentro de las típicas PC de videojuegos, facilitando el acceso para las personas comunes.

También, la minería de criptomonedas está siendo amenazada por la nueva actualización de protocolo de la red Ethereum, que evolucionará de proof of work a proof of stake.

La proof of work es el protocolo actual de Ethereum, pero emplea una enorme cantidad de energía a pesar de su gran nivel de seguridad. Desde los inicios de Ethereum, sus desarrolladores se han estado preparando para una actualización a un protocolo alternativo denominado proof of stake. 

Bajo el nuevo protocolo proof of stake, las personas «apostarían», una cierta cantidad de ETH para ganar recompensas por ejecutar un software que agrupará correctamente las transacciones en nuevos bloques y verificará el trabajo de los otros validadores. 

Según los desarrolladores, la proof of stake reducirá el consumo eléctrico de la red Ethereum en un 99%, además mejorará la velocidad de las transacciones. Sin embargo, también dejará a los criptomineros sin trabajo, un golpe significativo dada la inversión de capital que se destina en las operaciones de criptominería. 

Se espera que el cambio de protocolo a proof of stake, suceda en agosto, aunque no se ha dado una fecha oficial. No obstante, ya se ha retrasado varias veces, y muchos expertos pronostican que vuelva a posponerse.

«No creo que puedan lograr la fusión en el corto plazo». Expresó Aydin Kilic, director de operaciones de Hive, una empresa de minería de Ethereum. 

Los mineros de ETH se desplazan a otras criptomonedas

Con la minería de Ethereum al borde de su final, los mineros se han apresurado a vender sus GPU que ya no les producirán beneficios. Sin embargo, recuperar los costos de inversión se ha vuelto más desafiante debido a la caída del precio de Ethereum. 

La empresa Bitpro, planea dejar de comprar tarjetas gráficas en unas semanas, según Mark D’Aria, su director ejecutivo. «Mi perspectiva es que, sin importar lo que paguemos hoy, será mucho menos después de la fusión», expresó Mark D’Aria. «Simplemente, vamos a sentarnos allí y ver que eso suceda y luego recoger los pedazos», agregó.

No obstante, los criptomineros no se quedarán sin nada. Luego de la denominada «fusión», las estaciones de minería seguirán siendo potentes dispositivos informáticos que se pueden usar en otros sectores, y algunos ya están planeando extraer otras criptomonedas o encontrar usos alternativos para sus equipos de procesamientos. 

El Pool de minería canadiense «Flexpool» ya está buscando comenzar a minar otras criptomonedas que requieran de GPU, como Ethereum Classic o Ravencoin. No obstante, cuantos más mineros acudan en masa a cualquier red de criptomonedas, más difícil será obtener ganancias. 

Por otro lado, es probable que muchos mineros de Ethereum se apresuren a vender inmediatamente después de la Fusión, ocasionando que los precios de las GPU disminuyan aún más. 

Isaac Daniel Suárez

Tecnólogo, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, apasionado por el Criptomundo, las tecnologías emergentes y todo lo relacionado con los mercados globales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X